Tips para el aprendizaje de temas difíciles

Estudia Oratoria y Liderazgo en Lima

En este artículo te explicaremos algunos tips que te ayudarán a aprender fácilmente esos temas difíciles, aquí te demostraremos una forma práctica y segura. Aquí te damos los siguientes pasos:

      I.            Empápate de mucha Información:

–       Mucha gente busca desarrollar temas complejos de manera lenta y metódica, a lo cual subrayan puntos específicos, para poder releer sus párrafos por lo menos diez veces para poder intentar el comprenderlo con mayor facilidad. Está técnica puede funcionar en algunas ocasiones, pero ahí ocasiones, en que muchas personas se desaniman y lo abandonan antes de terminar. ‘‘El cerebro odia está manera de aprender’’.

–       Es por ello que antes de ello intenta leer toda la información recolectado de la manera más rápida posible. Por lo tanto no te preocupes si no puedes comprender todo, recuerda esto solo sigue leyendo. Has el esfuerzo de concluir la lectura de tu material, y no te preocupes cuanto puedas sobre cuanto aprendas, mientras más leas será mejor ya que te quedarán detalles en el cerebro.

–       En esos momentos evita los ejercicios o los tests y simplemente dedícate a avanzar con tu tema.

–       Existen personas que se pueden leer un libro de texto en un par de días, pero no todos tenemos esa habilidad, es por ello que deberás de repartir tu información de 10 a 20 páginas, léelo y para que no te satures déjate un tiempo y ve y haz cualquier cosa durante un rato para dejar descansar tu cerebro. Si haces esta acción entre 3 a 4 veces al día, puedes acabar un libro de unas 600 páginas en aproximadamente dos semanas.

–       Recuerda que si deseas cambiar de página hacia la parte delantera o trasera del libro solo hazlo cuando se repita mucho un párrafo o un comentario y no conoces el significado. Es por ello que te puedes permitir leer 1 o 2 párrafos claves sobre el tema de lectura, pero evita no exceder esa cantidad.

   II.            Busca las palabras o textos claves y memorízalos:

–       Cuando hayas finalizado con el texto, piensa sobre cuáles eran los conceptos claves. En este paso trata de no concentrarte en los pequeños detalles, procura el recordar 10 de las palabras o textos claves que componen la base del tema central. Obsérvalas repetidamente, e intenta definirlas de la manera más simple posible. Es importante definirlas con tus propias palabras, con un ejemplo, en vez de aprenderlas de menoría.

–       Un ejemplo podría ser del periódico The Economist ellos definen el concepto del costo de oportunidad como ‘‘El costo real de algo es lo que dejas por conseguirlo. Esto no solo incluye el dinero que se ha utilizado en comprar (o hacerlo), también implica los beneficios económicos que no se consiguieron por haberlo comprado (o hecho) es por ello que se vuelve algo particular y por lo tanto, no lo puedes comprar (o hacer) otra cosa’’.

–       Es por esto que puedes decirte a ti mismo ‘‘El costo de la oportunidad significa no ser capaz de gastar los recursos en algo porque ya lo has usado en otra cosa. Por lo tanto puedo emplear la noche del sábado en hacer deber, lo que se supone el costo de la oportunidad de no puede usarse ese tiempo en ver películas’’.

III.            Busca el memorizar lo que es absolutamente necesario:

–       Pueden existir muchos hechos y hasta figuras que se van a pasar por alto. No llenes tu memoria con figuras que pueden encontrarse en la internet tan fácilmente. No te concentres en los datos fáciles de encontrar concéntrate en la idea principal del texto.

–       Debemos de tener en cuenta que no todos los temas son lo mismo por lo tanto debemos de ver el material ya que existirá circunstancias en las que va ser necesario memorizar. Limita la lista de estas al máximo posible, de manera que solo traigas al recuerdo lo que sea absolutamente y definitivamente necesario.

–       Existen muchos trucos para memorizar, pero aquí te dejo uno que es el de repetir 10 veces en voz alta lo que tengo que recordar. Entonces espero un tiempo e intento el traerlo a memoria otra vez. De esta forma es más fácil recordar un hecho de una manera más rápida.

IV.            Trata de siempre seguir recordando lo que has aprendido:

–       Ahora que está llena tu cabeza de otras cosas es momento de recordar y poder saber cuánto has entendido. Un buen método sería el realizarse un examen de prueba. Puedes encontrar exámenes de prueba de muchos temas por internet, o te puedes realizarte uno a través de ejercicios de tu propio libro.

–       Divide esta forma por partes si te es necesario, desarrollando unos cuantos tests distintos durante unos cuantos días.

–       Es probable que cuando te evalúes, te des cuenta que si estás haciendo algo mal, recuerda que leíste el libro rápido. Es por ello que al mirar las preguntas desarrolladas que hayas hecho mal te asombraras de lo rápido con que comienzas a entender el material detallado.

–       Debes de intentar construir una base sobre el tema que estás desarrollando, procura el seguir indagando detalles del tema. Es probable que esto sea muy confuso al principio, pero cada vez se te será más claro, de esta forma tu cerebro aprenderá a relacionar los conceptos.

–       Debemos de saber que lo importante no es llegar a aprender todo en un solo día, sino observar en que te estás equivocando y aprenderlo. Desarrolla esto lo más rápido posible e intenta no leer los capítulos enteros a  no ser que te sientas que es absolutamente necesario.

  V.            Infórmate de buenas fuentes:

–       Ahora ya es el momento de obtener información de otras fuentes, el escuchar algo dicho de una perspectiva diferente ayuda a que te puedas enfocar mejor. Esto hace más flexible la comprensión.

–       No busques otro libro de texto. Si no sigue leyendo unos cuantos artículos cortos de revistas o algunas páginas web.

VI.            Obtén información actual y real:

–       Podemos ahora obtener la información de la actualidad. Si quizás se trata de hacer algún tema de algún lugar podrías hablar quizás con alguna persona que sea de ese lugar. Y si es de alguna rama o profesión puedes también el buscar entrevistarlos.

–       Lo que también puedes hacer es unirte a un grupo donde conozcan del tema.

–       Hay personas que les cuesta menos recordar las cosas por sonido (a estas se les llama auditivas), otras personas les cuesta menos recordar imágenes (a estas se les llama visuales). Para las personas que son más auditivos para ellos lo mejor es memorizarlo en voz alta. Otros pueden aprender escribiendo, por lo tanto hazte un resumen o un esquema para que te ayude a recordar lo principal.

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.