¿Por qué se produce el estrés? y ¿Cómo lo podemos afrontar?

Oratoria y Liderazgo en Lima

El estrés en los últimos tiempos se ha vuelto una enfermedad, que se está haciendo muy común, pero no obstante aunque son muchas las personas que la padecen, pero son pocos los que lo notan o lo reconocen, es por ello que en la actualidad las personas esperan a ver los efectos negativos del estrés en el organismo.

Hoy en este artículo sabremos la forma en que el estrés se presenta, aquí también conoceremos cada una de las consecuencias, así también como tips para poderlo sobrellevar. Con estos tips aprenderemos a cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente, para así mantenernos más sanos.

Primero, sabía que el estrés te puede hacer engordar:

Se sabe muy bien que lo que no mata engorda, el engordar cuando uno está estresado no solo proviene por lo que comes. De acuerdo con un estudio del Instituto de Neurobiología de Weizmann, se ha detectado que existe un gen del se sabía relativamente muy poco, al que se le llama “el gen de la comida que recompensa”. Según algunos científicos que los han analizado aseguran que se activa con el estrés, y que este contribuye a tener frecuentes antojos de alimentos dulces, o muy calóricos, así también a no sentirnos satisfechos con lo que comemos

Además, esto contribuye a dos tipos de diabetes que se podrían derivar de este gen. Según una publicación de la Revista Proceedings of the National Academy of Sciences, fue detectado por los investigadores a partir de unas pruebas rutinarias con roedores, se descubrió que existe un gen que activa una proteína en el cerebro llamada Ucn3, está se produjo en los ratones solo cuando se encontraban en situaciones de estrés, este tipo de proteína repercutía en todo su cuerpo, incidiendo especialmente en algunos órganos, tales como el corazón, los músculos, el páncreas y el hígado.

Es por ello que en una situación máxima de estrés, la necesidad de las azucares se encuentra justificada, ya que esta ayuda al cuerpo y al cerebro en los momentos en que el metabolismo está cambiando.

Ejemplo:

  • Una dosis adicional de azúcar te puede ayudar a tener una mayor fuerza muscular para escapar en situaciones de peligro.
  • Pero en situación de estrés constante, si se responde al cuerpo dándole más azúcar o más glucosa, esto inevitablemente se convertirá en una subida de peso y esto provocara que se vuelva un consumo excesivo de calorías.

Segundo, sabía que el estrés puede causar estragos en el cerebro:

Muchas de las reacciones comunes del estrés en el organismo son la ansiedad, los problemas de la memoria, las alteraciones en el ánimo y varios cambios hormonales bruscos, además de estos efectos del estrés, se ha descubierto otro que ha generado alarma en la comunidad médica y científica: el estrés puede llegar a encoger el cerebro.

Quizás puede ser que la afirmación anterior le suene exagerada, más sin embargo debemos reconocer que es cierta, ya que ha sido corroborada por científicos liderados por los especialistas de la Universidad Yale, esto lo hicieron tratando de identificar los daños que causa el estrés en el cerebro, este grupo de científicos realizo la investigación gracias a la donación de cerebros de personas fallecidas, el análisis a cerebros de personas fallecidas con alto registro de nivel de estrés así como el de las personas más equilibradas, dio como resultado que existe un “interruptor genético, conocido como factor de transcripción GATA1, este se encuentra vinculado al estrés y a la depresión este gen “reprime la expresión de varios genes que son necesarios para la información de conexión sinápticas entre las células cerebrales”, estás contribuyen a la perdida de la masa en la corteza pre frontal del cerebro, esto se vuelve perjudicial a medida que se va deteriorando la estructura del cerebro “esto consiste en la perdida de la habilidad para procesar los pensamientos, perdida de la memoria y él envió de las señales para las partes del cuerpo”.

Tercero, sabía que el estrés puede provocarte desórdenes mentales:

Si te encuentras sometido constantemente al estrés, te puede dar origen a los desórdenes mentales tales como la depresión, la agresividad, la ansiedad, las alteraciones en el sueño, problemas de la memoria y del aprendizaje, esto promueve el aumento a diversas sustancias segregadas en el cerebro, esto se explicó a raíz que diversos estudios sugieren que la estimulación crónica del sistema de alarma provoca el estrés, esto promueve un aumento anormal de los niveles circulantes de cortisol y una respuesta exagerada del  mismo ante nuevas confrontaciones, anteriormente se dijo que produce alteraciones en el sistema neuronal como el de la serotonina, sustancia implicada en la regulación del estado de ánimo, el d la ansiedad y de otras funciones patológicas.

Cuarto, sabía que el estrés se puede afrontar en la oficina:

Como impulso natural, el estrés no es malo, ya que con un poco de estrés se puede motivar a los trabajadores e impulsarlos en los logros de sus metas diarias. No olvidemos que cuando existe una sobrecarga de trabajo, el estrés puede convertirse en un problema que afecta la productividad de los trabajadores. Es por esta razón que “debemos enseñar a nosotros mismos el establecer prioridades, que no se pueden hacer todas las cosas  la vez, si se ve que no se puede cumplir con la fecha límite se puede aplazar o se puede pedir que sea delegado a otra persona, debemos de tener un buen manejo del tiempo, y si tienes problemas nunca te quedes callado”.

Quinto, sabías que sonreír reduce el estrés:

Se realizó un estudio a través de la BBC,  en el que se informó que a 169 estudiantes voluntarios, se le dividió en 3 grupos de control, a todos ellos les aplicaron pruebas que inducían al estrés, entre estas pruebas eran como, escribe con la mano contraria a la normal, sumerge tus manos en agua helada. A otro grupo se le pidió que no sonrían, a otro grupo se permitió sonreír, esto era involucrando los músculos  que le rodean la boca y al último grupo se le pidió que sonrían con todos los músculos cerca de los labios y el que le rodea los ojos.

Al ver y poder analizar los resultados de la investigación se observó que los grupos que sonrieron, aun encontrándose en situaciones estresante, se había manifestado menor estrés que aquellas personas que se mantuvieron con el semblante serio, también se observó que su ritmo cardiaco en el grupo de los sonrientes, su ritmo cardiaco fue menos acelerado que del grupo de los serios. Por lo tanto es bueno saber que de acuerdo a lo que dicen los científicos se “demuestra que sonreír, a pesar de lo que estemos atravesando, aun en periodos de estrés, la sonrisa ayudara a reducir la intensidad del estrés, esto es independiente de que la persona se sienta o no se pueda sentir feliz”, por lo que nos representa a una buena y extensa invitación a SONREÍR en todo tiempo, ya que esto tiene efectos biológicos positivos para el organismo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.