VALORES ÉTICOS QUE IMPULSA CIPAL EN SUS CLASES

 VALORES ÉTICOS QUE IMPULSA CIPAL EN SUS CLASES

VALORES ÉTICOS QUE IMPULSA CIPAL EN SUS CLASES.

Por Eglis Gaínza

COMPROMISO  

Se relaciona con la obligación contraída, la palabra dada, la fe empeñada y con la responsabilidad personal de cumplir cabalmente con lo ofrecido, no se relaciona únicamente con la responsabilidad que impone el deber, el compromiso se relaciona más bien con la obligación moral que nos impone el honor.

CONFIABILIDAD  

Es característica de la persona en quien se puede confiar, porque tiene la preparación profesional y la responsabilidad para proporcionar soluciones confiables, su integridad profesional lo avala y siempre emitirá juicios en los que ha puesto todo su interés por obtener la mejor información y ha vertido todo su conocimiento, con objeto de que lo que dice sea producto de juicios de recta razón.

CONGRUENCIA  

Es la correspondencia entre la idea y el acto. Toda escala de valores determina una forma particular de acción, derivada de la idea esencial que se transmite a través de esos valores, la congruencia exige que exista esa correspondencia de actuación emanada de la idea que genera la acción. La congruencia es esencial para la actuación ética y debe de ejemplificarse por medio de la conducta personal, que la convierta en algo paradigmático para la sociedad.

DISCRECIÓN  

Se preocupa permanentemente por tener sensatez para formar juicios demostrando tacto para hablar u obrar. Sabe guardar la información profesional que recibe ya sea de sus clientes, colaboradores o contratantes cuidando no divulgarla o darla a conocer innecesariamente. No da opiniones que no se hayan comprobado previamente, ni emite juicios con información incompleta.

HONESTIDAD  

Está vinculada con la forma recta de hacer acciones y decir palabras, se relaciona con la congruencia entre el decir y el hacer, se refiere a la forma cabal de hacer las cosas, es complementaria de la confiabilidad y la veracidad. La conducta honesta se refiere   precisamente a la conducta ética. Se refiere también a la capacidad de reconocer los propios  errores y los aciertos de los demás.

HONRADEZ

Se da como valor de la calidad de probo, de recto proceder, a quien ejerce la rectitud, la integridad, que es cuidadoso en el manejo de los recursos económicos.  Complementa a la honestidad, a la lealtad y a la confiabilidad. Es una forma de comportamiento que debe prodigar con su ejemplo para que los demás lo consideren como  algo deseable.

JUSTICIA  

Se esfuerza continuamente para dar a los demás lo que les es debido, de acuerdo con el cumplimiento de sus deberes y de acuerdo con sus derechos, como personas (a la vida, a los bienes culturales y morales, a los bienes materiales); como profesionales, (justa  remuneración por el trabajo prestado, adecuada calidad y cantidad por los servicios  contratados, entregando lo mejor de su capacidad profesional) y a la vez intenta que los  demás hagan lo mismo.

LEALTAD  

Acepta los vínculos implícitos en su adhesión a otros -clientes, jefes, trabajadores, contratistas, instituciones, etc.- de tal modo que refuerza y protege, a lo largo del tiempo, el conjunto de valores que representan. No acepta la competencia desigual en la cual esté en juego alguno de los vínculos que se han generado por motivos de relación profesional, en la cual se hayan desarrollado valores producto de esta relación.

PRUDENCIA  

En su trabajo y en las relaciones con los demás, recoge una información que enjuicia de acuerdo con criterios rectos y verdaderos, pondera las consecuencias favorables y  desfavorables para él y para los demás antes de tomar una decisión, y luego actúa o deja de  actuar de acuerdo a lo decidido.

RESPONSABILIDAD  

Asume las consecuencias de sus actos razonados, resultado de las decisiones que tome o acepte; de tal modo que los demás queden beneficiados lo más posible o, por lo menos, no perjudicados preocupándose a la vez de que las otras personas en quienes puedan influir hagan lo mismo.

VERACIDAD  

Valor del que dice, usa o profesa la verdad. Obligación que tiene el profesional de indagar los hechos hasta encontrar el origen de la verdad de las cosas y que le permite actuar en consecuencia con veracidad, procurando que, con su conducta permanente en esta tenaz búsqueda de la verdad, logre contagiar a los demás de esta forma de comportamiento.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.