Aprende a planificar bien tú tiempo

Estudia Oratoria y Liderazgo en Lima

Existen muchas respuestas en torno a esta pregunta, por lo tanto una de las respuestas es sencilla, pero muy efectiva, que a la hora de organizar tu agenda de trabajo, lo primero que harás es agrupar tus tareas por bloques de tiempo. Aquí te enseñaremos que esta medida esconde una regla de PRODUCTIVIDAD PERSONAL más grande, debemos de entregar momentos para cada tarea.

Ten en cuenta que lo que hagas debes de ponerlo por orden de prioridad, y también debes de saber cómo lo haces, y en qué tiempo lo haces. Debes de recordar que todas las tareas no tienen el mismo factor de prioridad, es por ello que no puedes tratar a todas las tareas por igual, ya que cada una te pide algo distinto y te ofrece algo distinto.

Relaciona el tipo de trabajo que se asemejen, para el mismo espacio de tiempo, da la separación de las tareas:

  • Creativas
  • Administrativas
  • Online
  • Análisis
  • Investigación
  • Papeleos
  • Chequeos de trabajos
  • Llamadas telefónicas
  • Muchas de estas tareas se prestan para hacerlas en bloques de tiempos

Si uno pierde el tiempo en hacer las cosas sin haberlas relacionadas te vas a tardar más tiempo, en resolver los problemas de distintas áreas y esto te traerá como consecuencia obstáculos, más sin embargo si lo haces por áreas te tomara solo media hora cada actividad y así estará más ordenado tu tiempo evitando que te puedas olvidar de alguna actividad.

Este tipo de técnica te brinda menos cambios de rumbos en un solo día de trabajo, te ofrece más rapidez y una mayor eficiencia, esto hará que se simplifique tu plan de trabajo.

¿Cuáles son los trabajos que puedes agrupar por pareja, por tríos o por grupos variados?

¾  Por ejemplo de esta forma puedes unir: Las llamadas telefónicas, los envíos de email, correspondencia, blog y todo lo que tenga que ver con las redes sociales.

Al hacer esto evitaras muchos obstáculos tales como:

  1. Así reducirás interrupciones.- Si tú mezclas o intercalas las tareas, tendrás menor eficiencia mental, ya que te ves obligado a saltar de una tarea a otra, esto te hace perder eficacia. Al mezclar las tareas lo único que consigues es romper tu propio ritmo de trabajo, ya que así existe más distracción.
  2. Produces más rapidez y agilidad.- De esta forma tu mentalidad se centra en una sola tarea específica, tu mente esta “solo en eso”. Es decir se pone, por llamarlo de un modo gráfico, en que solo tienes que hacer llamadas, solo tienes que hacer papeleos, solo tienes que hacer chequeos, etc. Y como “no te desconcentras” no cambias de carril lo haces antes y de mejor calidad.
  3. La planificación simplifica tu trabajo.- Cuando haces un plan de antemano, en el plan del día o de la semana, tendrás momentos y ratos específicos que bien elegidos, lo podrás aprovechar para hacer todas esas tareas. Por lo tanto dalo por hecho que al final de la semana no dejaras ningún trabajo colgado. Recuerda que siempre le deberás dar un tiempo para esa tarea. Esto te reducirá las distracciones y las pérdidas de tiempo.

 

 

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.