Toda experiencia es un éxito

EL EXITO 

«Toda experiencia es un éxito.» 

De todos modos, ¿qué significa «fracaso»? ¿Quiere decir que algo no le salió como usted quería o esperaba que le saliera? La ley de la experiencia es siempre perfecta. Siempre vamos más allá de nuestras expectativas y creencias, y usted debe de haberse saltado un paso, o quizás albergaba alguna creencia que le decía que no era merecedor de…, o tal vez se sentía indigno. 

Es lo mismo que cuando trabajo con el ordenador. Si hay algún error, es siempre mío. Es que he hecho algo que no compagina con las leyes del ordenador, y eso sólo significa que aún me quedan cosas por aprender. 

¡Qué sabio es el viejo precepto: «Si no aciertas la primera vez, vuelve a intentarlo»! Pero eso no significa agotarse insistiendo en lo mismo que ya falló, sino reconocer el error e insistir de otra manera, hasta que uno aprenda a hacerlo correctamente. 

Creo que simplemente por haber nacido tenemos el derecho de ir de éxito en éxito por la vida. Y si no lo estamos haciendo, es porque no sintonizamos con nuestras capacidades innatas, o porque no reconocemos nuestros éxitos. 

Cuando nos ponemos metas que están mucho más allá de lo que podemos alcanzar por el momento, metas a las que no somos capaces de llegar ahora mismo, fracasamos siempre.  

Cuando un niño está aprendiendo a caminar o a hablar, lo  

estimulamos y elogiamos por todos sus progresos, hasta por los más pequeños. Y el niño, resplandeciente de orgullo, procura ansiosamente hacerlo mejor. ¿Es ésa la forma en que usted se estimula cuando está aprendiendo algo nuevo, o se dificulta el aprendizaje tratándose de estúpido y torpe o diciéndose que es un «fracaso»? 

Muchos actores y actrices tienen la sensación de que su actuación ya tiene que ser perfecta en el primer ensayo. Yo les llamo la atención sobre el hecho de que el propósito de los ensayos es aprender. En ellos se cometen errores, se prueba de nuevo y se aprende. Sólo practicando y volviendo a practicar podemos aprender lo nuevo y convertirlo en una parte natural de nosotros. Cuando observamos el trabajo de un verdadero profesional, en el campo que sea, estamos viendo el resultado de innumerables horas de práctica. 

No haga nunca lo que yo solía hacer: me negaba a intentar nada nuevo porque no sabía cómo se hacía, y no quería parecer una tonta. Aprender es, precisamente, cometer errores hasta que nuestra mente subconsciente consigue armonizar los elementos adecuados. 

No importa cuánto tiempo se haya pasado usted pensando que es un «fracaso»; ahora puede empezar a trazarse su propio patrón para el «éxito». No importa en qué campo quiera desempeñarse. Los principios son los mismos: es necesario plantar las «semillas» del éxito, y ellas crecerán hasta darnos una abundante cosecha.

Aquí tiene algunas «afirmaciones para el éxito» que pueden serle útiles: 

  • La Inteligencia Divina me da todas las ideas que necesito. 
  • Todo lo que hago es un éxito. 
  • Hay de todo para todos, incluso para mí. 
  • Muchísima gente necesita mis servicios. 
  • Me asocio al club de los triunfadores. 
  • Las bendiciones que me colman exceden mis mejores sueños. 
  • Soy un imán que atrae toda clase de prosperidad y riquezas. 
  • Para mí hay oportunidades doradas por doquier. 

Escoja una de las afirmaciones anteriores y repítala durante varios días. Después haga lo mismo con otra. Deje que esas ideas se difundan en su conciencia, y no se preocupe por «cómo» logrará todo eso; las oportunidades vendrán a su encuentro. Confíe en que su inteligencia interior se ocupará del asunto y será su guía. Usted se merece ser un éxito en todos los aspectos de su vida. 

En la infinitud de la vida, donde estoy, todo es perfecto, completo y entero. Formo parte del Poder que me ha creado. Dentro de mí llevo todos los ingredientes del éxito, y ahora permito que su fórmula fluya a través mío y se manifieste en mi mundo. Todo aquello que sienta que debo hacer será un éxito. De todas mis experiencias aprendo y voy de triunfo en triunfo y de gloria en gloria. Mi camino está formado por los escalones que llevan al éxito. Todo está bien en mi mundo. 

 

Leave A Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Conversar con CIPAL
Necesita ayuda?
Llámenos: 9999-28059 | 9801-38082
ó convérsanos directamente
Powered by