¿CÓMO ESTUDIAR Y PREPARAR UN EXÁMEN? TERCERA PARTE:

Por: Ms.c Eglis Gaínza Moreno.

En el artículo anterior terminaba diciendo que existe una diferencia entre memoria y comprensión y entonces podríamos decir que la comprensión implica una memoria, pero una memoria no necesariamente implica una comprensión. Ahora les propongo un ejemplo más puntual. Tenemos que preparar una clase especial sobre San Martín. Entonces, esperamos a último momento para leer algo… nos agarra la desesperación y el vértigo… y terminamos por memorizar lo que decía el Billiken con alguna frase “madura” de algún libro de historiador reconocido: llámese Romero, Rosa, Félix Luna. Conseguimos alguna lámina del cruce de los Andes, esa en las que aparece San Martín en su caballo blanco dirigiendo a la tropa y quizás alguna pintura de la bandera que bordaron las laboriosas mendocinas. ¿Que hicimos? safamos… nos salvamos del descredito… pero ¿comprendimos lo que significó la figura de San Martín en la historia latinoamericana? No. Dijimos que para que haya una memoria debía haber una atención, y esa atención debía ser interna, es decir, volcada hacia nuestro propio pensamiento, esta atención generaba un estado de concentración que al volverse reflexivo producía una comprensión y en consecuencia una memoria. Ahora, cuando esa atención interna genera una concentración vacía, es decir: centrada en la palabra y no en la significación de la palabra… entonces tenemos solo una memoria hueca, una memoria de fechas, lugares, batallas… una memoria de datos que no nos dicen nada. A esto último se le llama: repetir como un loro. Es decir: el hecho de leer y memorizar todo lo que decía el Billiken y el libro de historia hace que repitamos -si tenemos suerte- a la perfección lo que dice el texto… pero no nos es posible un análisis acerca del significado de esas palabras. Simplemente porque no nos tomamos el trabajo de comprender. Ahora veamos el mismo caso, desde otra perspectiva: San Martin ¿Qué es? ¿Una cosa? ¿Un lugar? ¿Una persona? Una persona… muy bien. Y que tiene de particular esta persona para que me hayan dado el trabajo de preparar una clase especial ? es un prócer… aja.. y qué significa prócer? voy al diccionario.

Acostúmbrense a ir siempre al diccionario… si hay una palabra que no pueden explicar sin evitar nombrarla es porque no la tienen bien fijada… si yo digo: una recta es… una recta (HAGO LA MIMICA) es porque no lo tengo tan claro… sino diría “una recta es la distancia más corta entre dos puntos” que gráficamente se representa así (HAGO LA MIMICA). Acostúmbrense a recurrir al diccionario porque no puede haber una real comprensión de un texto si hay palabras que no sabemos qué significan, lógicamente a veces las podemos sacar por contexto, pero siempre conviene tener certezas antes que pareceres. Les había dicho: ¿Qué significa prócer? voy al diccionario: significa alto, elevado… ¿que sería muy alto el hombre? ahhh acá dice también “personaje importante” debe ser esto entonces: PERSONAJE IMPORTANTE. O sea que San Martín, además de persona es un personaje importante… pero importante ¿por qué? ¿Para quién? ¿Qué hizo para que lo consideren importante? Se dan cuenta que todavía no me senté a leer nada sobre San Martin, simplemente estoy reflexionando sobre el tema, y esto lo puedo hacer en el colectivo, mientras cocino, tomo un café… Dijimos que San Martin era una persona, bien… hay tres preguntas que me vienen a la mente: ¿Dónde nació? ¿Cuándo nació? y ¿Cuál era su nombre de pila? … porque no creo que la madre le dijera “San Martín, a tomar la sopa”. Recurro al libro: ¿Dónde nació? en Yapeyú, Corrientes, Argentina. ¿Cuándo nació? en 1778 y cuál era su nombre de pila? José. El lugar, el año, el nombre… son datos . A estos datos los tengo que memorizar. Se acuerdan cuáles eran los pasos para memorizar? observar, atender, concentrarse, memorizar. Antes de seguir avanzando en el almacenamiento de datos, deberíamos hacer alguna relación con los que ya tenemos… porque los datos son como hilos: sueltos se pierden, pero en una trama son difíciles de perder. Así que tratamos de encontrarle alguna relación con datos que ya tenemos en nuestra memoria. En este caso: que 1778 son dos años después de la creación del Virreynato del Rio de la Plata… es decir que San Martin nació durante la vigencia del virreynato de la Plata, así que ese es un dato que podremos recordar… 1776 + 2 = 1778 ; los otros dos datos: Yapeyú y José trataremos de relacionarlos con algo de nuestro recuerdo, por ejemplo … José como el primo de mi amigo o algo por el estilo. Dijimos que José de San Martín había nacido en Yapeyú, Corrientes, en 1778… pero también dijimos que era un prócer, o sea, un personaje importante. Y el asunto es saber ¿por qué?

Ahora fíjense que estuve utilizando preguntas.. Qué? Cómo? dónde? por qué? cuándo? y estas son las preguntas que debemos ir contestando para no perdernos lo esencial. Porque a veces nos pasa que por concentrarnos tanto en los detalles nos perdemos lo esencial que es, justamente, lo más importante. Dijimos, que queríamos saber POR QUÉ San Martín es un personaje importante, pero cuidadoooo!! Antes del dato, antes de la fecha, de la batalla… antes de todo eso que nos va a comenzar a marear… debemos preguntarnos: qué es lo que necesito aprender o enseñar de esto? Detenernos a reflexionar sobre este punto no es una pérdida de tiempo, por el contrario, nos facilita la tarea, porque una vez que definamos nuestro objetivo de estudio va a ver datos que no nos interesen tanto, entonces no nos concentramos en esos, sino en lo que nos importa. Momento… como voy a saber lo que necesito si ni siquiera sé de qué se trata. AJA! en ese caso voy a hacer una lectura rápida del material, un vuelo de pájaro que le llaman, de esta manera me voy a situar en el tema, voy a saber de qué se trata, o al menos me voy a dar una idea. Esta es otra forma de perderle el miedo al texto. A veces hay materias o libros que nos asustan porque pensamos que van a ser muy complicados, a veces de hecho LO SON, pero la mejor forma para no desalentarnos es hojearlo, ver de qué se trata realmente, si hay palabras nuevas buscarlas en el diccionario, si hay palabras específicas de la materia anotarlas porque son claves. Una vez que sabemos de qué se trata definir QUE es lo que necesitamos saber… esto es muy importante.  Bueno, ahora viene el clásico inconveniente estudiantil… TODO NOS PARECE IMPORTANTE… entonces empezamos a subrayar sin ton ni son y queda todo el libro marcado, o empezamos a escribir los conceptos y acabamos por transcribir el libro. ESTO NO FUNCIONA!! … Fíjense algo curioso: nuestro primer contacto con la lectura casi siempre ha sido el cuento, lo hemos escuchado y lo hemos leído. Hay algo obvio que pasamos por alto: el cuento tiene una estructura definida, existe una introducción… un nudo… un desenlace que lleva a un final. Hasta acá ninguna novedad, pero se han puesto a pensar que tendemos a leer TODO como si tuviera la estructura de un cuento? no es lo mismo la sociología que un cuento; no es lo mismo la política que un cuento… aunque algunos políticos sean la caricatura de sí mismos, no es lo mismo la física cuántica que un cuento.

Cada materia tiene su estructura, y esta estructura por lo general difiere de la clásica “introducción, nudo y desenlace”. Tenemos que aprender a acomodarnos a esta estructura nueva, en vez de pretender asimilar la materia a mi estructura de cuento… porque aquí es cuando fallamos, aquí es cuando no entendemos o entendemos mal.

Leave A Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *