12 RECOMENDACIONES PARA HABLAR BIEN EN PÚBLICO:

Por. Mg. Eglis Gaínza  

Coach- Consultor- Conferencista Internacional.  

¿Tienes miedo de hablar en público? Para estar cómodo en el oral, se está preparando. Lea textos en voz alta, repita, prepare su mensaje… 

Piense en su audiencia y en lo que les interesa antes de construir su intervención. Escribe algunas ideas claras, concisas y pictóricas. Y sobre todo, sé tú mismo. Así, idealmente, es cómo debemos prepararnos antes de hablar en público. Pero, más concretamente, ¿Qué hacer para sentirse preparado? 

Aquí hay algunas claves simples para ponerlo en condiciones,muy corriente o justo antes de sus intervenciones orales: 

De vez en cuando, para ser progresivamente más cómodo hablando. 

  1. Lea los textos en voz alta, para acostumbrarse al sonido, a las modulaciones, al ritmo de su voz. Te acostumbras a leerlos un poco más alto, a variar el volumen, a aprender a hablar más fuerte sin que te desconcentre.
  2. Haga ejercicios de dicción simples (puede encontrar muchos en la red) Personalmente, me gusta: “El departamento de impuestos corrige expresamente todos los impuestos excesivos relacionados exclusivamente con el lujo y lo exquisito”…)
  3. Hacer ejercicios de relajación.
  4. Sienta y localice su respiración abdominal, acostado en su cama (se alarga hasta que se encuentra con mayor facilidad). Tratar de respirar “con la barriga” en diferentes momentos de la vida cotidiana.
  5. Entrénate para comunicar tus emociones sin palabras. Con la ayuda de la mirada, expresiones de la cara. Depende más de su comunicación no verbal, no solo de comunicarse con palabras

Antes de tu intervención 

  1. Encuentra tu mensaje esencial. Tu “ataque”. Tu fin Y cómo abrir el debate, si está programado un debate.
  2. Encuentra tu dinámica. Su forma de organizar el discurso, según su lógica, su convicción. Para ser uno mismo, debe comenzar por tener un discurso que se parezca a usted.
  3. Repita. Varias veces. De diferentes maneras. Repita todo el procedimiento. O solo los puntos clave. Repite el principio. Repita el final (pero …no exagere demasiado, para no perder su naturalidad y el deseo de rehacer, nuevamente, un discurso que odia al haber repetido demasiado …)
  4. Reflexiona sobre tus ejemplos. A tus ilustraciones.

Justo antes de tu discurso 

  1. Calienta tu voz hablando un poco si no has hablado mucho ese día.
  2. Haz unos cuantos movimientos para relajar los músculos que se alteran con el nerviosismo (cuello, hombros,brazos …) y algunas muecas para relajar la boca y la cara.
  3. Permita un momento de calma, una “cámara de descompresión” para reunirse, para encontrarlo antes de intervenir.

Leave A Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

1 × 5 =